Reiki – En Ti está Todo

¿Qué es el Reiki?

REIKI es una palabra japonesa que significa Rei = universal, Ki= energía vital: Energía Vital Universal. Es un Sistema de Sanación Natural que armoniza y desbloquea los planos energéticos del ser humano, físico, mental, emocional y espiritual.

Cuando nuestra energía vital (Ki) es fuerte, nosotros estamos física, emocional, mental y espiritualmente sanos. Cuando nuestra energía vital está en un nivel muy bajo, nos desequilibrarnos o enfermarnos. Una de las maneras en que podemos reabastecernos de Fuerza Vital es a través Reiki.

El Reiki es sencillo y simple, permite conectar al Reikista con la Energía Universal, y por medio de la imposición de manos, reabastece de Fuerza Vital a la persona, armonizando y equilibrando todos sus planos.

REIKI es inofensivo, sin efectos secundarios, ni contraindicaciones, complementaria con cualquier tipo de terapia y tratamiento; además de los beneficios energéticos que tiene, es una perfecta técnica de relajación y meditación. Puede ser aplicada en forma presencial y a distancia.

Es una Terapia Complementaria reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las Terapias Holísticas

Son aquellas que consideran al ser humano en su totalidad, como una unidad de cuerpo, mente, emoción y espíritu. Las Terapias Holísticas consideran que el síntoma y la enfermedad, aunque se expresen a través de la incomodidad o del dolor del cuerpo físico, nos hacen conscientes de lo que está ocurriendo a nivel subconsciente o inconsciente de nuestra Vida, invitándonos a pararnos y a realizar cambios en nuestra manera de ser y de estar en el aquí y ahora.

El objetivo principal de las Terapia Holísticas es lograr el equilibrio adecuado en todas las áreas de la vida.

Este grupo de Técnicas o Terapias son complementarias, ya que se emplean con la medicina convencional, no la reemplazan, sino que se integran con ellas.

Beneficios

del Reiki

Aumenta tu nivel energético, proporcionando vitalidad física y anímica. Armoniza, energiza, estabiliza, relaja.

Acelera la habilidad natural del cuerpo de auto-sanación (enfermedades, emociones y dolores).

Aumenta los efectos del tratamiento médico cuando se realiza en forma conjunta con éste, sin reemplazarlo.

Alivia el dolor físico, emocional, mental o espiritual.

Mejora el funcionamiento y el rendimiento fisiológico de células y órganos.

Ayuda a limpiar el organismo y la mente de todo tipo de toxinas.

Aumenta la claridad mental y la concentración para estudiar y/o trabajar.

Mejora la autoestima.

Ayuda a bajar los niveles de estrés diario al que somos sometidos por las exigencias de la vida actual.

Genera equilibrio y bienestar de manera integral.

Reduce o elimina la ansiedad.

Facilita el sueño.

Colabora en el Embarazo y post parto, tanto a la madre como al bebé.

En el caso de pacientes en fase terminal, puede dar alivio tanto a la persona afectada como a su grupo familiar.

Prepara mental y emocionalmente para los actos quirúrgicos (antes y después de las operaciones).

Actúa en la raíz del problema físico o emocional, permitiendo que la emoción o el patrón de conducta que ha creado el desequilibrio, se manifieste y sea sanado.

Colabora en el crecimiento personal y a la expansión de nuestra conciencia.

¿Quiénes pueden recibir Reiki?

Pueden recibir Reiki todos los seres humanos, bebés, niños, jóvenes, adultos y ancianos, no tiene contraindicaciones, es energía sabia.
Durante el embarazo es beneficioso para la mamá y para el bebé. También en el postparto.
Las plantas, animales y mascotas disfrutan enormemente de los beneficios del Reiki.

Sesión de Reiki

Una sesión de Reiki tiene una duración aproximada de cuarenta y cinco minutos, la persona permanece acostada en una camilla, descalza y vestida con ropa cómoda. Durante la sesión se utiliza música suave y esencias de aromaterapia.

Al comenzar la sesión, el Reikista coloca sus manos por encima del cuerpo, y las irá cambiado de posición, permitiendo que fluya la Energía Vital Universal. Durante la sesión, la persona se relaja, es posible que se quede dormida, o perciba cosquilleo, frío o calor en diferentes partes del cuerpo, puede experimentar distintas sensaciones o comenzar a surgir emociones. La energía Reiki está funcionando, sea o no consciente de ello.

La persona puede elegir realizar una sola sesión individual para obtener una profunda relajación y sensación de bienestar, si lo que le aqueja es algo que lleva tiempo, es recomendable realizar el tratamiento de cuatro sesiones donde se trabaja más a fondo para armonizar y equilibrar la energía vital de la persona.

Como Maestra de Reiki, dejo que el cliente decida cuándo volver o la frecuencia en que tomará los encuentros; sólo explico que mientras más antigua y profunda sea la dolencia física/emocional /mental/emocional, requerirá un tratamiento de Reiki con mayor continuidad o tiempo para que sus efectos sean visibles y duraderos.

¿Qué sucede luego

de una sesión de Reiki?

Luego de recibir Reiki, la persona puede experimentar ese día o en los días siguientes una “crisis de sanación”.

Como una casa que ha estado cerrada durante mucho tiempo y de pronto es abierta para que entre luz, nuestro cuerpo físico al recibir Reiki, remueve la energía enferma y libera toxinas acumuladas que pueden provocar efectos como vómitos, resfriado, fiebre, dolores de cabeza, etc., también en nuestro cuerpo emocional y/o mental salen a la luz patrones de pensamientos de baja frecuencia, negativos o destructivos como enojo, miedo, ansiedad, angustia, etc. El Maestro de Reiki, aprendió y sabe trabajar con símbolos sagrados de sanación, y estos símbolos actúan yendo a la causa del problema en el tiempo. La persona no debe asustarse y abandonar la continuidad de las sesiones, sino por el contrario, reafirmar su confianza en Reiki.

¿NECESITÁS AYUDA?
ENVIAR